04/03/2016

¿Se puede cultivar la alegría?

Con Lancôme, sí. Y gracias a un solo producto, en concreto, a una fragancia. Se llama Miracle porque inyecta un poco de magia en cada momento de la vida. Así, sin más. Es sorprendente y reconfortante a la vez y su extracto de rosa evoca, de forma inequívoca, la frescura de los primeros rayos de la mañana. Con una embriagadora e irresistible base de almizcle, su cuerpo de peonía se sublima con picantes notas de bayas rosas y pera, que le da un toque aún más delicioso. No dudes en envolverte con esta fragancia el próximo 8 de marzo para comenzar el Día de la Mujer de un modo 100% positivo.

Miracle