07/03/2016

El París de Alexandra Mselati y Julia Muûls

Julia y Alexandra se conocían desde mucho antes de fundar Bemigift.fr, una web “que imagina regalos para regalar a los demás o a una misma”. Nos reciben en el apartamento de Julia, animado por la alegría de sus hijas gemelas, para hablarnos sin filtros de la ciudad que adoran.

Profesión: Fundadoras de la tienda online www.bemygift.fr
Barrio: Saint Germain des Près, París 7º.


¿Qué regalo representaría la esencia de París?
Julia Muûls. Una guía de la ciudad para principiantes. Suelo regalárselas a mis amigos (parisinos exigentes incluidos) porque están repletas de buenas direcciones. Hasta ahora solo he tenido respuestas positivas.
Alexandra Mselati. Una vela con olor a nardo o a flores silvestres. Son los aromas que me recuerdan a mi infancia, era lo que respirábamos en casa. Así que tengo que admitir que me encanta agasajar a mis amigas con este regalo tan especial para mí.

¿Qué tres lugares de París representan mejor la ciudad?
Julia. 1) La Place des Vosges… ¡Es tan romántica! 2) Los corazones escondidos en los edificios de Saint Germain des Près. Algunos son increíbles. 3) La fascinante vegetación de la Place de Fustenberg, sobre todo cuando los árboles están en flor.
Alexandra. 1) Los jardines del Palais Royal. ¡Son tan relajantes! 2) El restaurante Le Pré Catelan, mi oasis de paz, sobre todo entre semana. 3) Le Bon Marché: belleza, moda, diseño, decoración… Me encanta su selección. Lo podría comprar entero, así de claro.

¿El dulce parisino por excelencia es…?
Julia. El croissant caliente es mi dulce preferido, sin lugar a dudas, aunque debo confesar mi debilidad por los macarons de Ispahan, de rosa o de litchi fresco.
Alexandra. Los macarons de coco, los mejores desde mi punto de vista. En segunda posición los Paris-Brests rellenos de praliné de chocolate. ¡Ah! Y los brioches de chocolate.

¿Cuál es tu mejor recuerdo de París?
Julia. La Place des Vosges. Fue allí donde mi marido me pidió matrimonio hace algunos años.
Alexandra. El apartamento donde pasé casi toda mi infancia, en Champ de Mars. Cada vez que paso por allí en coche se me encoge el corazón.

¿Cuál es tu visión de la mujer parisina?
Julia. Ella encarna la perfecta mezcla de géneros: sport chic, glam rock, boho… Todo reside en su toque especial. ¡Sólo ella puede llevar zapatillas de deporte con un abrigo de pelo!
Alexandra. La parisina es bohemia, trabajadora y sexy a la vez. A veces, viste muy sobria y otras veces saca toda su artillería.

¿Cómo es tu rutina de belleza?
Julia. Yo me declaro fan del “menos es más”. Mi ritual de belleza matutino se basa en la limpieza del rostro. Primero me desmaquillo a conciencia con agua micelar, para liberar a mi piel de las impurezas que haya podido acumular durante la noche y después, vaporizo mi rostro con agua termal. Para finalizar, aplico una buena dosis de crema hidratante.
Alexandra. Cada mañana sigo una rutina que, con el tiempo, he depurado al milímetro. En cuanto al tratamiento, uso grandes cantidades de agua micelar para desmaquillar mi piel sin agredirla. En lo que a maquillaje se refiere, me aplico polvos de sol y gloss transparente. ¡Y ya está! Por la noche, sin embargo, me permito un poco más de fantasía, sobre todo en los ojos. Me gustan muy oscuros.

Un pecado de belleza que jamás cometerás
Julia. Irme a dormir sin desmaquillarme. Para mí es algo impensable.
Alexandra. ¡Hay tantos! Nunca me verás con un labial que sobresale, con el esmalte de uñas desconchado o con una tez morena anaranjada.

¿Qué hace que te levantes de la cama en las mañanas difíciles?
Julia. Encontrarme con Alexandra, mi socia, para desarrollar las ideas que cada una hemos tenido durante la noche. Aunque casi siempre nos las hemos enviado antes por mensaje.
Alexandra. Mi hija Bianca, que sabe cómo salvar un mal despertar con muchos besos y mimos.

¿Qué te hace sonreir?
Julia. Encontrarme los biberones de mis gemelas en la cama después de que nos hayamos despertado con los dibujos animados… ¡Así es imposible no empezar bien el día!
Alexandra. Cuando soy consciente de la suerte que tengo. Hago lo que me gusta de verdad, a mi ritmo y con una socia a la que adoro. Un lujo inmesurable.

¿Qué descubrimiento de belleza cambió tu vida?
Julia. ¡El konjac! Mi mejor aliado para adelgazar. Este alimento no solo tiene muy pocas calorías, sino que además te da la impresión de haber comido un plato entero de pasta. La sensación saciante está garantizada. Lo tomo con salsa de tomate casera. Vamos, que es ideal cuando quieres cuidar tu línea.
Alexandra. La exfoliación, por sus virtudes tonificantes. Nos creemos que solo limpiamos la piel pero además, al eliminar las células muertas, permite al sérum hacer mejor su trabajo.

¿Cuáles son tus direcciones secretas en París?
Julia. Como soy una enamorada del café, el Café Coutume es mi cueva de Alí Babá. Variedades de Etiopía, Costa Rica… Todo lo tuestan ahí mismo. Un verdadero placer gourmet. Para ver y ser vista, Colette, mi concept store preferida. Para ir en familia, el Jardin du Luxembourg. Ponis para los más pequeños, pistas de tenis para nosotros… Hay diversión para todos.
Alexandra. Si queréis una buena merienda, Carette es una cita obligada. Su terraza es mítica y el chocolate de Lieja es maravilloso. Si queréis comer italiano tras una mañana de shopping, recomiendo encareciamente el restaurante Primo Piano en el segundo piso de Le Bon Marché. Por último, uno de mis planes preferidos consiste en ir con mi hija a la Foundation Louis Vuitton y después pasearnos por el Jardin d´Acclimatation.