Sagamore Eau de Parfum vaporizador

Sagamore

Eau de Parfum vaporizador

N/A

Artículo

Solo queda 2 artículo disponible

  • DOS MUESTRAS DE REGALOS

    Dos muestras de regalos en cada compra.

  • GASTOS DE ENVÍO GRATUITOS

    Disfrute de los gastos de envío gratuitos a partir de 25 € de compra.

  • ENVOLTORIO DE REGALO

    Envoltorio de regalo y un mensaje personalizado gratis.

Nace en 1985, en una era de desafíos y autosuperación. Sagamore representa la fragancia de los "caballeros refinados".

Presentada en un frasco negro con unos hombros anchos y tranquilizadores, el lanzamiento de Sagamore estuvo acompañado de una campaña creada por el artista francés Serge Gainsbourg, que utilizó la fotografía en blanco y negro.

Esta fragancia decididamente atemporal se abre con una mezcla de especias glaciales (cardamomo), cítricos distinguidos (bergamota) y emblemáticas notas aromáticas (lavanda). Una vez más, Lancôme se había atrevido a añadir flores a una fragancia masculina: jazmín y geranio, refrescadas por un jengibre astringente.

Sin embargo, esta noble fragancia amaderada, que podría acompañar tanto a un poeta explorador como a un caballero en medio del bosque, ofrece mucho más que su frescor.

Nos transporta al sotobosque sombrío, donde la humedad de la tierra se fusiona con la corteza seca y el follaje oscuro.

Un perfume magnífico cargado de notas de vetiver, musgo y benjuí: un redescubrimiento esencial.
Notas de salida: Cardamomo, Bergamota, Lavanda
Notas de corazón: Jazmín y Geranio
Notas de fondo: Vetiver, Musgo y Benjuí
Una fragancia original que se compone de un ramillete de flores (jazmín y geranio) asociado a una esencia masculina.

El secreto del perfumista

Maison Lancôme

En 1935, se fundó Lancôme. El fundador de la marca, Armand Petitjean, presentó su primera colección olfativa: fragancias que reflejaban su pasión por las esencias nobles y los absolutos sublimes. Desde entonces, el destino de la marca estaba sellado: se convertiría en una de las principales casas de perfumería.

Casi 80 años después, Lancôme rinde homenaje al espíritu pionero de Armand Petitjean y su savoir-faire único con la colección Maison Lancôme.