Contenido principal

10 consejos de maquillaje para piel grasa

¿Buscas maquillaje para pieles grasas? Confía en nuestro experto, el maquillador internacional y gurú de belleza de Lancôme, Germán Moyano, para ponerte al día y escoger la más adecuada para tu piel.

La buena noticia es que la base líquida puede utilizarse en la mayoría de tipos de piel. Germán dice que «se trata realmente de una cuestión de gustos. La base para pieles grasas, secas o mixtas ha evolucionado tanto que, tanto si es líquida como si no, puede seguir teniendo el efecto matificante que buscamos. ¡La fluida puede ser perfecta! Y también es de larga duración, así que no hace falta seguir dependiendo de las polveras.

La verdad es que elegir tu base de maquillaje para pieles grasas es en realidad una cuestión de textura y de cómo te gusta sentir la piel, cómo te sientes tú a gusto. Es muy personal. A mí me encanta Teint Idole Ultra Wear porque funciona con todos los tipos de piel.» A continuación, te dejamos los 10 consejos que los expertos en maquillaje dan a menudo para hacer desaparecer las pieles grasas por arte de magia.

1. Opta por el mate

A la hora de elegir tu base de maquillaje, utiliza siempre una con un efecto matificante.

2. Prepara la piel

Utiliza un primer como La Base Pro o una crema hidratante mate como primer paso.

Opta siempre por una textura fluida en vez de cremosa o en gel, porque puede ser agradable y refrescante. Es mejor para el efecto mate, ya que las cremas pueden ser demasiado ricas e intensas para una piel grasa.

3. ¡Evita todos los acabados satinados!

Aplica esa regla a todo tu neceser de maquillaje: tanto a pintalabios como a coloretes también. A las pieles grasas no les sienta bien nada brillante.

4. Lleva encima polvos de maquillaje

Lleva siempre polvos a mano para retoques. Recomiendo retocar cada 4 horas o así porque la piel suda y respira, con lo que tu maquillaje se transformará y cambiará a medida que avance el día. Puede desaparecer en algunas zonas. Así que lleva siempre productos básicos como los polvos, un colorete y un pintalabios.

5. Utiliza una brocha para aplicarla

Con una brocha conseguirás siempre un acabado mejor, más difuminado y más ligero a la hora de aplicar tu base de maquillaje para pieles grasas. Las esponjas se usan dando toquecitos, con lo que aportan más producto y, por tanto, más cobertura. Depende realmente de la piel y sus imperfecciones; las esponjas pueden ser una solución si necesitas más cobertura.

6. Aplica primero la base y luego el corrector

Lo que yo hago es utilizar el corrector Teint Idole Ultra Wear Camouflage sobre la piel grasa. Es muy luminoso y cubre las imperfecciones. El truco es cómo lo hago, esto es muy importante: primero, extiendo la base y, luego, los retoques los hago con el corrector, ya que hay que aplicarlo con toquecitos, así que las capas son claves.

7. Fíjala

Cuando ya hayas aplicado tu base, coge La Base Pro, ¡otra vez!, y aplícala con toquecitos sobre la base; viene genial para fijarla. Otro truco es utilizar un pañuelo y aplicar polvos y luego dar toquecitos con él sobre la piel para «secarla» e intensificar el acabado mate.

8. Adapta tu base, según sea de día o de noche

Es importante controlar la cantidad que utilizas para que se adapte a la ocasión y a la hora del día también. Durante el día, querrás llevar menos y la base de maquillaje para pieles grasas debería ser transparente y luminosa, pero por la noche, necesitarás más cobertura, sobre todo por la luz artificial.

9. Difumina siempre

Tenemos una técnica estupenda para difuminar con la brocha: aplica el maquillaje en un lado y difumínala para que se funda sobre la piel y desaparezca en el lado en el que no hay producto.

10. No la apliques sobre el cuello

Aplicar la base en el cuello puede ser un problema, ya que crea líneas visibles y también mancha la ropa, entre otras cosas, así que es mejor no tocar esa zona y ¡evitar acabar con lo que yo llamo la «máscara de maquillaje»!

Para una mejor experiencia, por favor, gira tu dispositivo